domingo, 1 de julio de 2012

¿MUJERES DE VENUS Y HOMBRES DE MARTE?






Por: Tatiana Ramírez



Después de un buen tiempo por más que intenté analizar el asunto donde mencionaban que los hombres son de marte y las mujeres de venus en el libro de Gray John, estoy llegando a la conclusión que sí; ambos sexos venimos de mundos distintos.  Comprender, interpretar, husmear, curiosear la mente de un hombre, no ha sido tarea sencilla en toda la historia del ser humano, quizás es por esa misma razón que las mujeres en la actualidad desearíamos con alegría contar con un manual de instrucciones que venga incluido como promoción, por la compra de un aparentemente lindo espécimen masculino y ellos desearían un control remoto donde puedan programar a las mujeres en modo lento o rápido para que callaran cuando tienen que callar.

Cuando viajamos en el tiempo analizando constantemente nuestras fugaces relaciones con hombres que creíamos que eran hombres, pero que extrañamente cuando pasa el efecto del encantamiento, terminan convirtiéndose en lo que siempre fueron “simples sapos” que nos miraban siempre con ojitos encantadores, logrando al final su gran meta “conquistarnos”. Lo extraño del asunto es que siempre lo logran, no sabemos exactamente como lo hacen pero lo hacen, eso si; se valen de cantidad de artimañas trabajadas y perfeccionadas durante muchos años, parece que lanzaran una telaraña bastante espesa que nos impide escapar porque terminamos siendo el alimento de estos arácnidos.

De todo esto se deriva una gran lista de prototipos masculinos procedentes de Marte:
Nunca olvidaré la lentitud de un hombre para responder una pregunta abierta, pero es entendible; no pueden hacer varias cosas a la vez como nosotras las mujeres.

Me hierve la sangre cuando un hombre dice: “Soy tímido” lo que para mi se traduce en “soy temido”, te das cuenta de ello cuando lo ves faroleándose con otra mujer o ves las fotos en cualquier red social con su nueva conquista, cuando decían que querían estar solos y sí, es válido; simplemente nunca le interesaste, solo que a veces nos costaba trabajo aplicar el refrán que dice “No hay mas ciego que el que no quiere ver”. Lo más triste de todo es cuando ya estás decidida, te has armado de valor para confesarle que hace tiempo te encanta, lo invitas a salir porque decides tomar la iniciativa y cuando le confiesas todo lo que sientes, solo recibes un… “Pero si apenas nos acabamos de conocer” y es ahí cuando quedas en shock y se te cae el mentón de la vergüenza tratando de asimilar todo, mientras respiras profundo para salir corriendo, demostrando que ante nada es más importante tu valía como mujer. Que él no te mire no significa que otro no pueda hacerlo, solo que para las dependientes afectivas es más difícil aceptarlo.

Es que definitivamente nadie los entiende, ni siquiera ellos mismos, estamos cansadas de deshojar margaritas diciendo: Me quiere, No me quiere porque así actúan, un día como el hombre perfecto salido de catálogo de la mejor revista y al otro día como el fantasma que aparece y desaparece sin dejar rastro alguno, eso sí, cargado de una lista de excusas que son de películas, pero que solo una ingenua enamorada logra a veces creer.

No olvidemos tampoco a aquellos manipuladores eternos que aún se sienten los hijos de mamá y papá, queriendo conseguirlo todo haciendo shows, valiéndose de amenazas para cortarnos las alas cuando sienten que estamos volando muy alto, cuando llegan a pensar que somos su competencia o que en cualquier momento podríamos terminar en los brazos de un mejor postor. Es que eso les daña el ego, ellos quieren sentirse los novios bombril cuando a veces es mejor ni decirles que número son en la lista.

En mi tiempo nos enseñaban buenos modales, pero con la tecnología creo que se convirtieron en Control Alt y Suprimir, lo menciono porque a algunos de ellos nada les importa ya, simplemente cuando están conectados al facebook, messenger o cualquier otra forma que sirva para comunicarnos en chat, se van sin despedirse y no hay cosa que más deteste una mujer que sentirse ignorada o que la hagan esperar hasta que el rey se digne a responder.

Y qué hay de esos que andan muy metrosexuales últimamente, criticándolo todo, que vistes mal, que hueles feo, etc., lo que no entiendo es que si todo les molesta entonces… ¿Por qué diablos siguen con uno? Sabiendo que son los súper hombres, los de más conquistas entonces pues deberían buscarse otra mujer que se encarte con los defectos que solo tu puedes tolerarle.

Y para qué continuar, sería una lista interminable… En este juego de hormonas donde las mujeres  seguiremos intentando de mil maneras analizar minuciosamente cada movimiento de estos sapitos, estaremos en esa búsqueda del príncipe azul que seguirá destiñéndo con las primeras lavadas, que llegará tarde a las citas porque siempre tiene diferentes excusas para nunca aparecer, seguirá diciendo que eres la mujer más maravillosa, cuando en realidad actúa como el profesor x haciendo demasiado buen uso de su mente para recrear fantasías con cuanto palo de escoba se atraviese por ahí.

Claro que ellos también se quejan de nosotras las mujeres y tienen toda la razón en hacerlo:
Ellos dicen que somos menopaúsicas y ellos;  andropáusicos, asi que son válidos los cambios de humor en ambos sexos. Ellos sueñan que las mujeres trajeran un control remoto en su espalda para programarlas en modo slow o forward, preferiblemente también que se quedaran calladas como una muñeca inflable, para que no arruinaran una noche de pasión.

Lo sé, a veces nos valemos de excusas como “Quiero estar sola” lo que en realidad significa que me gustaría estar con alguien más pero ese hombre no eres tú, a ti te veo solo como amigo, solo que a veces es difícil decir directamente para no herir susceptibilidades, aunque hay que reconocer que muchos no se rinden, insisten e insisten y al final terminan volviéndose tan intensos que decidimos huirles de por vida.

Por qué no han logrado entender que a veces vale la pena esperar, que si nos demoramos 3 horas frente a un espejo, eligiendo el mejor vestido, maquillándonos, pintándonos las uñas, es para vernos mas bellas, en contadas ocasiones lo hacemos para ustedes y lo que como mínimo esperamos, es escuchar pronunciar de esos labios que besamos todos los días, es un “Estás bellísima, te queda muy bien ese vestido y ese nuevo corte de cabello” pero como ustedes viven todo a la velocidad de la luz, piensan en otras cosas que consideran más importantes, algo que no hace sentir poco admiradas.

Que somos intensas, cantaletosas ¿Quieren que les diga la verdad?… ¡Si! Lo somos, pero porque ustedes mismos nos dan motivos y si no es así, simplemente están con la mujer equivocada, lastimosamente no hicieron un scan disk antes de involucrarse en una relación y no usaron usaron buen antivirus para que no se filtraran troyanas o gusanas.

Mi amiga Juliana me contó precisamente ayer que se consiguió un novio extranjero que le da gusto en todo, que le compra ropa de marca, la lleva a los mejores lugares pero a veces no logro entender hasta dónde podemos llegar por amor, porque algunas mujeres seguimos con hombres que solo pueden llevarnos a comer un heladito en Mac Donald,  dar una vuelta por el parque, asistir a eventos que son gratuitos, lo peor del asunto es que aún así; los hombres dicen que somos unas interesadas, pero en realidad hay que visualizarnos en un futuro.

Entre las telarañas que a veces quiero limpiar de mi mente cuando mencionan “Es que ellas no toman la iniciativa”… La verdad aún no logro entenderlo bien, si la tomamos malo y si no también, porque al final pueden pasar dos cosas; una que el sapito que no era príncipe, pero que para uno era el más encantador, salió corriendo, se espantó, porque una mujer tuvo suficiente carácter y seguridad para expresar lo que sentía... Y la segunda opción sería que ese hombre no se sienta intimidado por una mujer, porque ella le ahorro tiempo conquistándola, entonces no entiendo, si es preferible este tipo de mujer arriesgada o de plano la indecisa que les produce dolores de cabeza, pero que siempre logra tenerlo ahí comiendo de sus manos.

La autosuficiencia femenina, los trasnocha, ellos aun no logran explicarse cómo una mujer puede vivir sin un hombre, quizás se deba a que están acostumbrados a sentirse los súper héroes, los hermanos celosos, los papás protectores o los que llevan la rienda en la relación entonces es contradictorio que les moleste esto y al mismo tiempo rechacen a las mujeres posesivas, histéricas, manipuladoras, dependientes emocionales… ¿Contradictorio no? Pero algunos colores para mi son difíciles de combinar; ¿Es blanco o es negro?.

Ellos se quejan de la intensidad, pero cuando dejamos de llamarlos aparecen en la escena donde ocurrió el crimen, retoman la historia que han dejado inconclusa luego de varios días de ausencia,  muchas mujeres la mayoría de las veces no logramos interpretar esto de una manera positiva, solo se nos ocurre decir: ”Se acordó que tenía novia” así que… para la próxima ocasión, duendecillos verdes digan que se ausentaran, pero explíquenlo de buena manera para que nosotras no sintamos que hemos sido abandonadas o que un ovni aterrizó en la tierra y se los llevó como ratones de laboratorio, algo que no sería ni mala idea.

Solo me resta decirles que ya no me interesa si quieren decir que soy una feminista, amargada en potencia o si estoy destinada a vestir santos con el pasar de los años y si; quizás muchas de nosotras continuemos con una lista de aciertos que son inciertos o como mejor opción, decidamos que mientras permanezcamos consigo mismas, seguiremos viviendo con más tranquilidad y nadie nos robará la paz, mientras no aparezca un sapito que nos mire con grandes ojos, con la carita tierna del gato con botas cuando quiere hacer de las suyas… Asi que seguiré eligiendo el planeta donde quiero vivir definitivamente y fingiré ser una mujer de venus que quiere conquistar a un hombre marciano.

4 comentarios:

Jesús Ramón Cruz Frias dijo...

Tatik creo que tienes muy clara la idea de cómo somos los hombres. Yo creo que muchas mujeres entienden al hombre igual que tú pero no fingen ser de Venus queriendo conquistar a un hombre de Marte. Yo por mi parte concuerdo con Oscar Wilde: "La fuerza de las mujeres depende de que la psicología no puede explicarla. Los hombres pueden ser analizados; las mujeres sólo pueden ser amadas" ;)

Jesús Ramón Cruz Frias dijo...

Tatik creo que tienes muy clara la idea de cómo somos los hombres. Yo creo que muchas mujeres entienden al hombre igual que tú pero no fingen ser de Venus queriendo conquistar a un hombre de Marte. Yo por mi parte concuerdo con Oscar Wilde: "La fuerza de las mujeres depende de que la psicología no puede explicarla. Los hombres pueden ser analizados; las mujeres sólo pueden ser amadas" ;)

Puskas dijo...

Rico leerte, de nuevo..en muchas cosas tu apreciación es totalmente acertada, pero en otras difiero bastante. No se si en realidad sea yo un marciano (por más que me busco sólo me encuentro una antena), pero si se que hay cosas que, a pesar que son las que generan quejas en uno y otro sexo sober su contraparte, se pasa delicioso con ustedes las mujeres. Un abrazo!

Anónimo dijo...

haaaaay el puttitoo jose ramonnn